Por: Alejandro Fernández / @FernandesRiera

Me había tardado un buen rato en escribir sobre este disco. Primeramente por motivos laborales y de responsabilidades que debía cumplir. La verdad es que también me tomé la molestia de hacer mío el más reciente trabajo de un artista al que le tengo mucho respeto a pesar de no conocerlo. 

Tiene un Grammy, y compite por tres más este 2012. Ulises Hadjis es uno de esos artistas que con cada lanzamiento sorprende agradablemente. Su primera placa en solitario, Presente (2007) fue un buen augurio para un tipo que en ese tiempo no tenía banda en vivo y que luego de luchar y compartir escenario con artistas de la talla de Kevin Johansen (sin hablar de sus shows fuera del país) hoy tiene un gran respeto entre cantautores de iberoamérica como Juan Manuel Torreblanca, Natalia Lafourcade, Javiera Mena, Carla Morrison, Xoel López o el mismo Johansen.

Cosas Perdidas, su nueva producción discográfica es una variopinta y brillante obra que maravilla de principio a fin. Además de la calidad musical del marabino, otros grandes artistas se unen en éste álbum: Luigi Castillo (ex Voz Veis, actualmente en San Luis), Roberto Rincón (productor de artistas como Franco de Vita), Caplís Chacín (Desorden Público y que lo acompaña en sus shows en directo), Cheky Bertho, Juan Manuel Torreblanca, Denisse Gutiérrez (Hello Seahorse!, voz invitada en el Unplugged de Zoé), Cheba Massolo (banda de Kevin Johansen), Andrea Lacoste, Heberto Áñez (tlx, Presidente), Marian Ruzzi, Edward Bradley, Jan Pawel y Leo Felipe Campos que si bien no canta ni toca algún instrumento, participó en la letra de varias canciones, como la sensacional “Dónde va”, nominada al Latin Grammy.

La verdad es que Ulises Hadjis es un músico con un potencial de exportación enorme. Cosas Perdidas es un disco delicado, donde suena un luminoso pop elegante, aunque minimalista con la firma de Hadjis y que salta entre otros géneros como el folk (“Luces, Colores”, la instrumental “Todo es un teléfono para él”, “Música normal”) y el indie pop (“Dónde va”, “Diciembre”, “Víctima”, )

Se desapega de las fórmulas convencionales de hacer canciones. Después de todo, Hadjis es un músico que se caracteriza por su experimentación. Siempre pensé que Presente era un disco muy íntimo y tímido, y su nuevo trabajo sigue en la línea del intimismo, con un cantautor más fluído vocalmente.

En la parte instrumental, nos conseguimos con una diversidad de instrumentos que van desde el Ukulele (especialmente en “Ópera prima”), el glocken, sintetizadores, el acordeón, y sin obviar a la guitarra acústica, muy usada en la mayoría de los temas.

15 tracks que no superan los tres minutos y medio cada uno son solo un efecto visual para un disco que cuando termina te deja con ganas de más letras poéticas y cálidas instrumentaciones adecuadas que trasladan a pasajes que si bien pueden ser personales del autor, pero pueden hacerte el protagonista de las canciones.

Cosas Perdidas es uno de los discos más novedosos y bien cuidados del año, y merece ser la compañía perfecta para ti y tu salud mental cuando te vayas de viaje.  Como leí en una reseña previa, “Cosas Perdidas es un disco que termina lenta pero felizmente, como termina una fiesta que estuvo buenísima”. Excelente trabajo.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!